La gran estafa del sistema público de pensiones

El sistema público de pensiones es la mayor estafa piramidal de la historia, aunque, a decir verdad, en las estafas piramidales se forman estructuras en forma de pirámide por la implementación de multiniveles, como en el actual sistema público de pensiones no hay lugar al multinivel, quizás sea mejor llamarlo: sistema o esquema Ponzi, en honor al gran estafador Carlo Ponzi.

Si quieres salir de dudas sobre las diferencias y saber más sobre el tema, lee este otro artículo:

¿TE ESTÁN TOMANDO EL PELO? Carlo Ponzi y las estafas en el multinivel

El caso es que trabajas durante años mientras el estado te saquea sistemáticamente en nombre de la seguridad social, que de seguridad no tiene nada, para financiar, entre otras muchas cosas, sus caprichos, habiendo problemas serios que resolver, así como otorgar a cada ciudadano lo que le corresponde tras su jubilación.

Cuando por fin te jubilas, te corresponde una pensión en función de unas bases y años cotizados. Sin embargo, el hecho de que obtengas o no el dinero que te pertenece durante tu periodo de jubilación, está en manos de los que ahora trabajan, ya que ellos son los que contribuyen a llenar la hucha de las pensiones (como los actuales jubilados hicieron para los jubilados de su época).

Dicho esto, tu pensión nunca estará garantizada, dependes de que las nuevas generaciones trabajen, y como lleva siendo habitual desde hace años atrás, miles de jóvenes se marchan del país a buscar trabajo fuera. A esto hay que sumar el creciente número de parados en España.

La estafa está, por un lado, en que se necesita de población activa para pagar las pensiones a los jubilados, y por otro, que la riqueza que se genera y el dinero que se aporta al estado durante una época, no tiene porqué ser el mismo que en otra.

CONCLUSIÓN: No tienen tu dinero, y por más que hayas cotizado, recibirás lo que se recaude en la actualidad, así que ojo con los periodos de crisis, y las malas políticas que destrozan la economía de mercado.

El sistema público de pensiones en España funciona tan a la perfección, que la edad de jubilación aumenta con el paso de los años, al mismo tiempo que las pensiones cada vez son más bajas. Tiene gracia ¿verdad? pues NO, y mientras ninguno de los partido político con representación parlamentaria plantea soluciones a esto, la sociedad española sigue creyendo en la mentira del estado de bienestar. 

Estamos ante una estafa consentida y a gran escala que nos afecta a TODOS. Las posibles soluciones pasan por recortar gastos en otras materias y destinar más fondos a la hucha de las pensiones, pero eso no es más que un parche, ya que la raíz del problema es cómo está planteado el sistema público de pensiones.

[Vídeo] El problema de las pensiones públicas:

A ver, ¿dónde están los listos amantes y defensores a ultranza de lo público ahora, ¿eh? …

El estado del bienestar → El bienestar del estado.

En este artículo se desmonta con DATOS ofrecidos por el prestigioso economista español, Juan Ramón Rallo, el mal llamado estado de bienestar, el cual debería llamarse bienestar del estado, o lo que es lo mismo, bienestar de los políticos.

Ver artículo

Este artículo forma parte de la serie publicada Libertad y Progreso frente a la Amenaza Populista. Se recomienda leer el contenido en el orden establecido para mantener la correlación existente entre los distintos temas expuestos.

Después de entender la realidad que se esconde tras los conceptos de pobreza y riqueza más allá de la perspectiva superficial y errónea que la sociedad tiende a asociar a ellos, y donde el pilar fundamental cree ser el dinero, observé que ambas corrientes conviven entre sí y están ligadas al ser de cada uno de nosotros, y son reflejadas en el ámbito psicológico y espiritual de las personas. La pobreza, -entendiéndose como la versión defectuosa del ser humano-, presenta una relación directa hacia determinadas conductas, creencias e ideologías.

 

En política, la pobreza queda al desnudo y se expone de manera incluso voluntaria a la sumisión del quienes desean tomar y ejercer el poder sobre ellos. La riqueza, en cambio, se exhibe ante la libertad y la prosperidad individual frente a la amenaza que supone la doctrina de una sociedad mediocre, sumisa, ignorante y colectivista.

El contenido de esta serie de artículos va destinado a todas aquellas personas que buscan y desean la libertad y el progreso del país donde viven.

Leave a Comment: