Feminismo Socialista Vs Feminismo Liberal

En este post se va a tratar el tema del feminismo, algo puesto en boca de muchos y que a pesar de ser un movimiento que todos deberíamos apoyar, no sucede así. Además, el feminismo es un tema que genera bastante polémica desde hace ya varios años atrás.

Para entender el por qué de todo esto, hay que prestar atención a las diferentes corrientes feministas.

Entre ellas, se encuentra el feminismo socialista, que ha experimentado un auge estos últimos años, y tiene gran fuerza en el ámbito político de España, así como en muchos otros países de Latinoamérica. También, entre las distintas corrientes feministas, encontramos el feminismo liberal. Mientras la corriente feminista liberal se basa en los ideales liberales o libertarios, el feminismo socialista, se rige por las ideologías socialista y progresista.

Voy a empezar por compartir el vídeo que tenía pensado para el final, en donde están recopiladas diversas intervenciones procedentes de debates feministas, entrevistas y tertulias sobre el feminismo. Así es más fácil que cada uno saque sus propias conclusiones acerca de las deferencias entre el feminismo socialista y el feminismo liberal, aunque luego se incluyen tanto al final del vídeo, como en el resto del artículo.

Feminismo Socialista Vs Feminismo Liberal, lucha de ideas por la igualdad real.

Feminismo socialista o progresista:

El feminismo socialista parte de la creencia de que la mujer es inferior al hombre y juega con desventaja. Culpa al patriarcado y al capitalismo de oprimir a las mujeres, y afirma que la liberación de la mujer requiere de una colectivización, ya que no pueden lograrlo por sí solas.

Feminismo liberal:

El feminismo liberal es una forma individualista de entender el feminismo, que se basa en la capacidad de las mujeres para mantener su igualdad a través de sus propias acciones y decisiones. Por tanto, se opone a las cuotas de género y cualquier medida que impida que hombres y mujeres tengan los mismos derechos y sean tratados iguales ante la ley.

Los liberales no suelen atribuirse la etiqueta “feminista”, simplemente se consideran individuos o personas libres, y argumentan que la sociedad tiene la falsa creencia de que las mujeres son, por naturaleza, menos capaces que los hombres. Además, entienden el patriarcado desde una base científica y evolutiva que afecta no solo a las mujeres, sino también a los hombres.

Por otro lado, defienden el sistema capitalista ya que ha permitido hacer crecer la economía y desarrollar nuevas tecnologías que han liberado el tiempo de las mujeres, permitiéndoles acceder al mercado laboral e independizarse económicamente.

Brecha salarial y techo de cristal:

Las feministas progres suelen hablar mucho de brecha salarial y techo de cristal, pero… ¿cuánto hay de cierto en esto?

No existe una brecha salarial que se fundamente en que a las mujeres se les pague menos que a los hombres por distinción de sexo. Sí existe, en cambio, una brecha maternal, una brecha que surge por la voluntariedad de la mujer basadas en decisiones maternales, decisiones que toma la mujer, que por supuesto, es LIBRE para hacer lo que quiera con su cuerpo y con su tiempo.

Si fuese cierto que a las mujeres se les paga menos por el hecho de ser mujeres, entonces todas, absolutamente TODAS, cobrarían menos que los hombres desarrollando el mismo puesto de trabajo durante el mismo número de horas, sin embargo, no es así. Es más, si aplicáramos esta teoría, los empresarios capitalistas, únicamente contratarían mujeres para pagarles salarios más bajos y obtener ellos mayor beneficio para su empresa.

El decir que las mujeres cobran sueldos más bajos por hacer lo mismo que un hombre, es la misma jugada generalizada que las feministas socialistas emplean cuando dicen que a las mujeres se les agrede y se les arrebata la vida simplemente por el hecho de serlas, porque si eso fuera así, tal y como dicen ellas, cualquier hombre que salga a la calle, golpearía sin más a todas las mujeres que se encontrara por su camino.

En cuanto al denominado techo de cristal, donde también se ven implicadas decisiones propias de las mujeres en cuanto al ámbito de la familia, se pueden destacar otros aspecto que van más enfocados al ámbito de la psicología. No hay nada que demuestre que las mujeres son menos capaces que los hombres, pero si es cierto que hay personas más capaces que otras según qué materias y situaciones se presentan, así como las personas más tímidas les cuesta más relacionarse con otras, existen también personas que presentan mayores dotes de liderazgo, o cualidades como la ambición. No es cuestión de ser hombre o mujer, sino de mentalidad y actitud, quizás la PNL (Programación neurolingüística) sirva de gran ayuda.

Marxismo Cultural

A ver, cuando se habla de marxismo cultural, lo que se busca normalmente es “descalificar” o tachar, por ejemplo, algún tipo de movimiento social (como el movimiento feminista) por emplear estrategias e ideales marxistas. Recuerde que Carl Marx, fue quien redactó en manifiesto comunista, se oponía al capitalismo y promovió una lucha entre clases en busca de justicia social con la que  mejorar la calidad de vida de los trabajadores. Partiendo de esto, cuando vemos movimientos sociales que promueven la lucha y el enfrentamiento entre clases, (mujeres contra hombre en el caso del feminismo radical) y en cuyo manifiesto se recogen ideas anticapitalistas, se puede entonces perfectamente catalogar de movimiento marxista.

El marxismo cultural no solo se puede observar en el feminismo actual, por lo general, sucede cuando la iniciativa es plenamente politizada, y es lo que ocurre con el feminismo socialista, que promueve ideas anticapitalistas y aplica medidas y leyes que terminan por discriminar al hombre.

Otro ejemplo fueron las marchas por el cambio climático, movimiento con intereses ideológicos y anticapitalistas, para variar… como siempre, la culpa es de franco, perdón, del capitalismo.

Bueno, veamos un poco cómo está el panorama entre los jóvenes con un par de vídeos de Libertad TV donde se entrevistan a personas que asistieron a las marchas del 8M y del clima. 

La realidad es que hay de todo, por un lado, se mueve un ambiente anticapitalista, eso está claro, aunque también se aprecian algunas ideas y perspectivas más liberales.

Sin duda, lo preocupante en cuanto al marxismo cultural, es el porqué de ese desprecio y odio al capitalismo, a los ricos, o a los hombres por parte de las feministas marxistas, las radicales. La respuesta puede estar en la ignorancia, en el adoctrinamiento de masas, o quizás sea producto del resentimiento o la envidia. Lo que está claro, es que los políticos están utilizando a muchas de las personas que asisten a este tipo de eventos, lo cual es bastante lamentable que se haga eso.

Para terminar, dejo algunas de las frases que nos ha dejado el feminismo radical hasta la fecha:

  • Todos los hombres son violadores en potencia.

  • Machete al machote.

  • No quiero tu piropo, quiero que te mueras.

María Blanco, liberal Vs Camila Rojas, actual diputada de la República de Chile.

En este respetuoso debate, María y Camila comparten sus respectivas visiones acerca de lo que es feminismo. María es partidaria de un feminismo liberal, mientras que Camila se decanta por un feminismo socialista. El debate es bastante light en un principio, hasta llegar al tema del patriarcado, fuente de la emanan las diferencias entre ambas corrientes feministas.

María enfoca el patriarcado a partir de bases evolutivas, y que está de alguna forma integrada en la cultura psicológica de las personas, tanto en hombre como mujeres. En cambio, Camila Rojas señala al patriarcado como un sistema de opresión a las mujeres, donde el capitalismo también influye de manera directa. En consecuencia, Camila afirma que las mujeres se ven como “forzadas” a escoger determinadas carreras universitarias y unos puestos de trabajo que al final están peor reconocidos y se gana menos dinero.

María afirma que gracias al capitalismo y a los avances de la tecnología, la mujer se ha liberalizado y puede desempeñar trabajos de cualquier tipo y con mayor eficacia, pudiendo incluso alcanzar la riqueza económica.

También se han tratado otros puntos interesantes durante el debate, como la actual ley de violencia de género aplicada en España (que no ha reducido el número de mujeres víctimas mortales a manos de hombres), el aborto y la opresión que ejercen los colectivos de feministas radicales sobre otras mujeres por el hecho de no pensar como ellas.

Lo más interesante para mi gusto, es la parte en la que hablan del patriarcado. (A partir del minuto 49)

Llanos Massó Linares Vs Pastora de Florencio, presidenta del colectivo Castelló LGTBI

Pocas veces se ven debates así, pero sin duda son los que mejores momentos dejan para el recuerdo.

Es preocupante el nivel que tienen algunas personas que luego ocupan cargos subvencionados con fondos público, (el dinero de todos) en organizaciones feministas y colectivos LGTBI

Roxana Kreimer, dura contra el feminismo: "Los varones sufren más violencia que las mujeres"

El feminismo hegemónico es machista | Marina de la Torre

Leave a Comment: