La España empobrecida:

Una mentalidad, una forma de ver y creer, es lo que marca el rumbo de una persona en busca de su libertad.

La prosperidad de un país no debe dejarse en manos de unos pocos, es algo a lo que, -de manera individual- TODOS tenemos que contribuir.

En esta parte hablaremos de como el estado, al alcanzar determinado poder sobre la sociedad y la economía de un país, tiende a corromperse y generar miseria. Para ello, tomaremos como ejemplo África y datos sobre la corrupción y el índice de libertad económica.

África: El continente más rico y la población más pobre.

África, un continente rico en materias primas, oro y petróleo, con además grandes extensiones de tierras fértiles cultivables. En cambio, lo constituyen los países con mayor índice de pobreza a nivel mundial ¿Por qué?

(Interesante fragmento de texto extraído de este artículo)

De los 54 países de África, 23 de ellos están entre los 26 países con menor Índice de Desarrollo Humano. Entre esos 23 países están algunos de los más ricos del mundo en materiales primas y minerales.

Corrupción es pobreza:

Las políticas totalitarias junto a la explotación, atentan contra los derechos y libertades individuales. Este tipo de políticas siempre vienen acompañadas con actos de corrupción. La corrupción es lo que permite saquear y expropiar el esfuerzo y la riqueza de las personas. Es lo que permite cambiar las reglas del juego para beneficiar a unos al mismo tiempo que se perjudica a otros. La corrupción es sin duda, la práctica que más daña la economía y la prosperidad de todo un país.

Veamos ahora un par de gráficos en donde se recogen datos sobre el índice de corrupción en los diferentes países del mundo en 2018 y 2019

Datos ofrecidos por:

  • Transparency.org (imagen 1)
  • statista (imagen 2)

Entre los países con mayor índice de corrupción, se encuentran aquellos que están bajo regímenes totalitarios como Venezuela o Corea del Norte, y envueltos en guerras (Iraq, Lybia, o Syria).

También se encuentran varios países del continente africano en la parte más baja de la tabla (Angola, Zimbabue, República Democrática del Congo, Chad, Sudán y Somalia).

Entre los países con menor índice de corrupción se encuentran: Dinamarca, Nueva Zelanda, Finlandia, Singapur, Suecia, Suiza, Noruega, Holanda, Canada, Luxemburgo, Alemania y Reino Unido.

Hay una relación evidente entre corrupción y miseria, y aunque es cierto que África estuvo colonizada y explotada por Europa, desde su liberación, ha experimentado por una parte desarrollo y, por otro, estancamiento y subdesarrollo en sus diferentes países.

La descolonización de África:

Los países del continente africano fueron colonizados durante el imperialismo de las potencias europeas entre la década de 1880 y el comienzo de la Primera Guerra Mundial, que involucró a Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Portugal, Bélgica y España.

Reino Unido y Francia tomaron la mayor parte del continente, y todas las colonias estaban bajo el control de los países europeos. Sin embargo, a partir de 1940 comenzaron la independencia de los primeros países africanos. 

Aquellos que lo consiguieron con anterioridad e instauraron políticas más democráticas y constructivas frente a otros países en los que se vivieron guerras raciales y culturales y siguen envueltos en el enfrentamiento y la corrupción, han experimentado obviamente mayor libertad y desarrollo.

A día de hoy, y ya con un continente prácticamente liberado, la miseria que se vive en muchos de los países de África sigue preocupando en todo el mundo. Quizás el siguiente paso que deban dar, sea la liberalización de la economía, para que la competencia sea real y justa, acabando con los privilegios y las alianzas de las grandes empresas con los estados corruptos.

Los países “pobres” no precisan de más limosnas, lo que necesitan es menos corrupción y un mayor desarrollo de la industria. El capitalismo es el modelo por excelencia capaz de hacer crecer dicho motor de la economía. El trabajo es lo que, a su vez, otorga independencia económica y la libertad individual.

A lo largo de la historia, el capitalismo ha sido el sistema económico que a más personas ha sacado de su situación de pobreza, pese a que a muchos solo vean explotación en él.

El mundo se enriquece con los recursos de África:

La pobreza de un país no viene determinada únicamente por cuestiones económicas, siempre hay más factores que impiden el desarrollo y el crecimiento del mismo.

África exporta gran cantidad de recursos minerales y petróleo al resto de continentes, sin embargo, el valor en dinero que recibe a cambio, parece que no se materializa en nada, mas que en el enriquecimiento de unos pocos debido a la corrupción y las expropiaciones. 

Luego, por otro lado, recibe grandes cantidades de donaciones procedentes de diversos países de todo el mundo… aunque parece que la pobreza no desciende, y es más bien un negocio que otra cosa.

Finalmente, los paraísos fiscales juegan otro papel importante, y son el refugio perfecto de quienes acaparan la mayor parte del dinero. 

La conclusión a la que debemos llegar es que mientras hay países desarrollados con industrias fuertes que se enriquecen con los recursos exportados de otros países no desarrollados, estos, -los no desarrollados-, a menos que se hagan con una industria capaz de explotar sus propias tierras, extraer sus recursos y crear productos manufacturados, no saldrán adelante, y mantendrán a su población con escasos recursos y trabajando en condiciones obsoletas. “No les des el pescado, mejor enséñales a pescar”.

El capitalismo si es un sistema capaz de hacer crecer la industria y explotar -en la medida que así sea demandado-, los recursos de la zona. Sin embargo, no habrá garantías de una riqueza justa mientras existan alianzas corruptas entre los gobiernos, las empresas y la banca con el poder absoluto sobre el territorio en sus manos, (las famosas élites de las que siempre tanto se ha hablado).

Además, como veremos a continuación, el libre mercado es la mejor y única alternativa para el enriquecimiento justo. De hecho, muchos libertarios explican que el capitalismo puro, es junto con libre mercado, de lo contrario, no es capitalismo, sino mercantilismo.

  • “Hay una poderosa narrativa en las sociedades occidentales de que África es pobre y necesita nuestra ayuda. Esta investigación muestra que lo que los países africanos verdaderamente necesitan es que el resto del mundo deje de saquearlos sistemáticamente”

    Aisha Dodwell

    activista

Libertad económica:

Un último dato a nivel global y que muestra algo realmente interesante en cuanto al índice de libre mercado y el control de la economía de mercado por parte de los gobiernos.

Según el siguiente estudio acerca del índice de libertad económica de los países del mundo, podemos llegar a la conclusión de que los países con mayor libertad económica, en cierto modo, son aquellos que están más desarrollados y presentan una mejor situación económica.

En la parte más baja de la tabla, se encuentran aquellos países más totalitarios en cuanto a políticas económicas, (Corea del Norte, Venezuela, Cuba, etc).

2020 INDEX OF ECONOMY FREEDOM

Ranking de países con mayor indice de libre mercado. Datos, gráficos y mapa interactivo.

Ir a la página web

Así pues, las políticas económicas más liberales traen mejores resultados para la economía de un país, y no se ven tan expuestas a la corrupción debido su naturaleza, ya que si el estado toma gran control sobre la economía de mercado, las personas y empresas que deseen influir en él para intentar beneficiarse de algún modo, se verán obligadas a influir y negociar directamente con gobierno sus políticas fiscales y fronterizas, acordando rebajas fiscales o estableciendo, por ejemplo, trabas y aranceles a los productos de la competencia con el fin de sacarles ventaja.

Por tanto, cuanto mayor control ejerce el gobierno sobre la economía y el mercado, más probabilidades hay de que se corrompa en favor de familiares o amigos empresarios y establezca acuerdos desiguales con países vecinos.

El desolador panorama político en España:

Vuelvo a dar paso al vídeo donde el periodistas de investigación Nicolás Morás, hace un repaso de la trayectoria política de España.

Más que un simple vídeo, una auténtica JOYA.

Corrupción política en Espapña:

"Casos Aislados" de una corrupción sistemática:

Listado de los Casos de Corrupción conocidos hasta hoy en España. Solamente así, saldremos de la duda de si son realmente "Casos Aislados" o que los "Casos Aislados" son las personas honradas en este país.

Ir a la página web

Los mayores escándalos de corrupción hasta ahora en España:

  • Caso Malaya: (Numerosas actividades delictivas —cohecho, malversación de caudales públicos, prevaricación, tráfico de influencias, etc.— llevadas a cabo por Ayuntamientos de distintas localidades andaluzas, importantes empresarios). En torno a unos 3.000.000.000€
  • Operación EDU (cursos de formación) PSOE de Andalucía: más de 2.000.000.000€
  • Caso ERE (PSOE de Andalucía): casi 680.000.000€
  • Operación Púnica (PP Comunidad de Madrid): La cifra más conocida es de unos 250 millones de euros, sin embargo, otros medios hablan de que podrían ascender hasta los 500 millones de euros.
  • La trama Gürtel (PP): 120.000.000€

Otro de los grandes escándalos de la historia es el del clan Pujol, se estima que llegaran a ocultar hasta 3.000 Millones de euros en paraísos fiscales.

→ Partidos políticos con mayor número de casos de corrupción: PP (Partido Popular) y PSOE (Partido Socialista Obrero Español).

→ Comunidades autónomas con más casos de corrupción: Andalucía y Madrid

→ Partidos políticos más votados en las últimas elecciones generales: PSOE, seguido del Partido Popular.

España, el país más anticapitalista de Europa:

Ya conocemos bien el papel tan importante que juegan aquí los políticos populistas y los denominados tontos útiles, pero vayamos al kit de la cuestión:

Según el Estudio Internacional de Valores Fundación BBVA, la sociedad española es en su mayoría estatista, y desea que el estado garanticen un nivel de vida digno. Esto trae consigo el estado de bienestar o, mejor dicho, el bienestar del estado y sus políticas reguladoras que nos restan libertades individuales.

Un 76% frente a un escaso 20% que considera que las personas sí son 100% responsables de ellas mismas.

Esto explica que lleguen al poder personas como María Isabel Celaá, actual ministra de educación, que dice que los hijos no pertenecen al sus padres y su educación es cosa del estado, el mismo que te quiere ignorante, ¡RECUÉRDALO! «el gobierno te quiere estúpido, el gobierno te quiere ignorante» sabias palabras de Gloria Álvarez.

Aprovecho para recordar otra gran frase de una socialista, esta vez de la actual vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, quien llegó a decir textualmente: el dinero público no es de nadie

Estudio Internacional de Valores Fundación BBVA Primera parte: Valores y actitudes en Europa acerca de la esfera pública

El Estudio Europeo de Valores 2019 de la Fundación BBVA examina un amplio conjunto de valores y actitudes de la población adulta de 5 países europeos: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España. Los valores y actitudes considerados abarcan los ámbitos público (política, economía, medios, confianza) y privado (religión, ética, ciencia, medio ambiente).

Ver estudio completo

Después de comprender la gran mentira que supone el estado de bienestar, creo que ya va siendo hora de un cambio serio, España no se puede permitir más gobiernos donde los políticos vivan como reyes a costa de todos los ciudadanos sin mejorar absolutamente nada.

La mentalidad estatista es el verdadero problema al que nos enfrentamos. Es además la panacea de los populistas para captar el voto de quienes buscan un nuevo mesías que les proteja y mejore su calidad de vida. Quienes piden más poder para el estado y sus gobernantes, es porque tienen miedo a vivir en plena libertad y asumir la responsabilidad individual que eso conlleva.

La inseguridad en uno mismo, el desconocimiento o el conformismo, son actitudes propias de una mente pobre. Esperar que el estado nos eduque y nos proporcione seguridad y confort es un grave error.

Con frecuencia, hay personas que dicen que lo público es gratis, y justifican así la gran necesidad y la importancia de tener un estado que te brinde determinados servicios. Lo cierto es que lo público no es gratuito, lo pagamos TODOS, incluso cuando no recibimos los servicios prestados. Esta peculiaridad es algo que solo se da en esta situación, ya que nunca nadie te obliga a comprarle un producto de su tienda cuando vas de compras, o contratar un servicio cuando solicitas información o alguien te lo está intentando vender. ¡NADIE EXCEPTO EL ESTADO!, el único con poder para obligarte a ello, eliminando parte de nuestra libertad para elegir a qué destinar una parte de nuestro dinero.

Los socialdemócratas se jactan diciendo que el estado sabe mejor que nadie cómo utilizar el dinero en beneficio del país. ¡QUÉ CURIOSO!, osea que el estado sabe mejor que nosotros qué hacer con nuestro dinero, vamos que nos considera inútiles a la hora de administrarlo correctamente. Pues si somos unos ineptos en temas financieros y económicos, ¿por qué entonces cuando se convocan las elecciones votamos todos?, ¿no deberían votar únicamente los que sean expertos en temas de economía, psicología, sostenibilidad y medioambiente? ¡Ah claro!, es que si solo votaran los que más saben, los políticos que basan sus campañas electorales en estrategias puramente populistas, no tendrán opción de ganar las elecciones, ya que necesitan que los tontos también vayan a votar.

Por último, el derecho al trabajo y la vivienda. También es habitual la creencia de que el estado debe proporcionar trabajo y vivienda a los ciudadanos. Salvo excepciones, esto en absoluto es cierto, el estado no tiene por qué proporcionarte trabajo o vivienda, debe, en todo caso, buscar los medios para que todos tengamos acceso al trabajo y a la vivienda, dicho de otro modo, según la constitución, las políticas deben beneficiar la creación de empleo y facilitar la obtención de la vivienda en la medida de lo posible. El trabajo lo dan las empresas y la vivienda se la costea uno mismo. El estado NO regala absolutamente nada a los ciudadanos (todo viene pagado de algo), lo que si regala es una vida de lujo a los políticos.

Con un precio de la vivienda por las nubes en referencia a las rentas de las familias, y una tasa de desempleo en aumento por la nueva crisis, queda demostrado que estas políticas no han funcionado y ni funcionarán.

Leave a Comment: